La Segunda República

La Guerra Civil
Antecedentes
Los tres días de Julio
Primeros meses de conflicto
El año 1937
El bombardeo de Guernica
El año 1938
El fin de la guerra. Año 1939

Intervención internacional
Alemania y Hitler
Italia y Mussolini
La URSS y Stalin
Las brigadas internacionales

El franquismo
Ideología y Características
Leyes fundamentales

La Transición española

Las banderas de España

Personajes destacados
Manuel Azaña
Adolfo Suárez
Dolores Ibárruri
Emilio Mola
Francisco Franco
Francisco Largo Caballero
José Antonio Primo de Rivera
Juan Negrín
Santiago Carrillo

Intervención internacional » Italia y Mussolini


Italia fue la primera nación que intervino activamente en la guerra civil española. Mussolini estaba interesado en ayudar a los nacionalistas españoles porque pretendía convertir a Italia de nuevo en una nación "Grande, respetada y temida" y pensaba que el mejor medio para conseguirlo era expandiendo el fascismo por Europa.

Mussolini y Hitler ayudaron a FrancoEl apoyo de Italia al nacionalismo español, comienza ya desde 1934 mediante soporte financiero a agrupaciones profascistas y monárquicas, con la intención de hacer caer la segunda república.

Pero las intenciones de Mussolini apoyando a España no se quedaban sólo en extender el fascismo por Europa. También intentaba reforzar el peso político y, sobre todo, militar, de Italia en el Mediterráneo. Pretendía contrarrestar la hegemonía inglesa en el paso del Mediterráneo y disminuir la influencia francesa en África del Norte. Además, combatiendo el comunismo en España, Mussolini deseaba estrechar lazos con Alemania e impresionar Hitler con el potencial militar de la Italia fascista.

La implicación de Italia en la guerra civil española
La implicación de Italia en la guerra civil española se basó en diferentes frentes.

Los días siguientes a la insurrección nacionalista, los generales nacionalistas pidieron ayuda a los regímenes fascistas de Alemania y de Italia. Franco no podía desplazar sus tropas desde Marruecos hasta España porque el Estrecho estaba bloqueado por el ejercito republicano, por lo que pidió ayuda a Mussolini para organizar un transporte aéreo de sus tropas hasta la Península Ibérica.

Mussolini esperaba que con su asistencia, la guerra se acabara rápidamente y que Italia sacaría importantes ventajas de la victoria fascista en España a costes despreciables. Contrariamente a sus expectativas, la resistencia Republicana se mostró más fuerte de lo previsto y Mussolini se vio obligado a enviar cada vez más material de guerra a España para evitar el fracaso de la rebelión.

Oficialmente, Italia estaba atada por el tratado de no intervención que firmó junto al resto de países europeos, a no intervenir en la Guerra Civil. Por eso, Mussolini negó, durante todo el conflicto, toda implicación departe de Italia.


Aviso legal