La Segunda República

La Guerra Civil
Antecedentes
Los tres días de Julio
Primeros meses de conflicto
El año 1937
El bombardeo de Guernica
El año 1938
El fin de la guerra. Año 1939

Intervención internacional
Alemania y Hitler
Italia y Mussolini
La URSS y Stalin
Las brigadas internacionales

El franquismo
Ideología y Características
Leyes fundamentales

La Transición española

Las banderas de España

Personajes destacados
Manuel Azaña
Adolfo Suárez
Dolores Ibárruri
Emilio Mola
Francisco Franco
Francisco Largo Caballero
José Antonio Primo de Rivera
Juan Negrín
Santiago Carrillo

Santiago Carrillo


Santiago Carrillo Solares, nacido el 18 de enero de 1915 a Gijón. Fue dirigente del Partido Comunista de España del 1960 al 1982. Fue una figura clave en la oposición al franquismo y, después de la muerte de Franco, Carrillo jugó un papel importante en el proceso de la Transición democrática española.

Santiago CarrilloDe joven siguió los pasos de su padre (destacado militante socialista) militando en las “Juventudes Socialistas”. De éstas, llegó a ser secretario general en 1934. Después de la proclamación de la segunda república española, el 14 de abril de 1931, Santiago Carrillo se hace cargo de la sección parlamentaria del periódico "El Socialista", lo que le permite entrar en contacto con las personalidades políticas de la época.

En 1934 participa en la fracasada “Revolución de Octubre” en Asturias, por lo que pasó dos años en la cárcel. Fue liberado tras la llegada al poder del Frente popular español, el 16 de febrero de 1936, y enviado a la URSS para negociar la unificación de las juventudes socialistas y comunistas.

El inicio de la Guerra Civil, el 18 de Julio de 1936, sorprende a Santiago Carrillo en París. Él se une al ejército republicano y combate en el País vasco español y en la Sierra en el norte de Madrid. Al acabar la guerra se exilió en Paris, desde donde siguió participando en la dirección del PCE, sobre todo tras suceder en 1960 a Dolores Ibárruri en la secretaría general del partido.

A partir de 1968, tras su condena a la invasión de Checoslovaquia, Santiago Carrillo comienza a distanciarse de la línea política de la URSS y acerca posiciones a las sostenidas por los líderes comunistas de Europa occidental, italiano Enrico Berlinguer y el francés Georges Marchais. Esta corriente es conocida bajo el nombre de eurocomunismo.

El PCE es legalizado el 9 de abril de 1977 por el gobierno de Adolfo Suarez. El 15 de junio siguiente, Santiago Carrillo es uno los primeros diputados comunistas elegidos a Cortes al Congreso por Madrid. También lo son otros nombres como Dolores Ibárruri o el poeta Rafael Alberti.

Carrillo contribuyó al éxito del proceso de democratización aceptando el régimen de la monarquía parlamentaria y multiplicando los actos públicos de reconciliación con gente que había sido sus enemigos durante la guerra civil y bajo el franquismo.


Aviso legal