La Segunda República

La Guerra Civil
Antecedentes
Los tres días de Julio
Primeros meses de conflicto
El año 1937
El bombardeo de Guernica
El año 1938
El fin de la guerra. Año 1939

Intervención internacional
Alemania y Hitler
Italia y Mussolini
La URSS y Stalin
Las brigadas internacionales

El franquismo
Ideología y Características
Leyes fundamentales

La Transición española

Las banderas de España

Personajes destacados
Manuel Azaña
Adolfo Suárez
Dolores Ibárruri
Emilio Mola
Francisco Franco
Francisco Largo Caballero
José Antonio Primo de Rivera
Juan Negrín
Santiago Carrillo

La Guerra Civil » Los tres días de Julio


El levantamiento, cualificado por sus autores como “el glorioso Movimiento” se inicia el 17 de julio de 1936 en la guarnición de Melilla. Dirigidos por el antiguo jefe de estado-mayor del ejército, el general Francisco Franco Bahamonde, los militares de la guarnición de Melilla se levantan contra el gobierno de la Frente Popular. Gracias al apoyo de los generales Mola (antiguo jefe de la policía) y Sanjurjo (exiliado en Lisboa), el movimiento de insurrección de los militares se extiende pronto por toda España y la guerra civil estalla.

El 17 de Julio, anticipadamente a las fechas preestablecidas, se produce se produce un alzamiento militar en Melilla. El 18 de julio la rebelión se extendió a otras guarniciones de la España metropolitana y el día siguiente Franco tomó el mando del ejército en Marruecos. Pero una buena parte del ejército queda fiel al gobierno y buena parte del pueblo llano también se subleva contra el levantamiento.
El resultado inicial de la sublevación es que los rebeldes nacionalistas han conseguido apoderarse de apoderan de Galicia, Castilla, buena parte de Navarra y Aragón. En Navarra y Aragón, los insurrectos gozan del sostén de milicias carlistas, los requetés. Son campesinos-soldados bien armados.

Los nacionalistas se implantan también en Andalucía: Sevilla, Córdoba, Granada y Cádiz se levantan contra el gobierno legal. Pero en Barcelona, son rechazados por las milicias obreras. También en Valencia y casi toda la zona del Levante mediterráneo.

El general Mola piensa apoderarse de Madrid haciendo converger sobre la capital cuatro columnas de tropas y combinando su acción con el levantamiento de civiles madrileños favorables al Movimiento. A este movimiento se le conoció como la "quinta columna". Pero la maniobra fracasa debido a la improvisada movilización de los habitantes madrileños. Así pues la capital del país queda en las manos de las tropas legalistas mandadas por el general Miaja.

Guerra Civil. Los tres días de Julio

El resumen de los acontecimientos de “los tres días de julio” (así se conocieron posteriormente a los días 18, 19 y 20 de 1936), es una España dividida en dos, con una ligera ventaja en el gobierno ya que guarda el control de los principales polígonos industriales españoles y de la capital del país.Y con una España partida en dos, ambas partes se ponen a reafirmar sus territorios mitigando o apagando cualquier pequeño indicio de posible rebelión o levantamiento. Las pasiones se desbordan y se pierde cualquier atisbo de piedad. Se estima que más de 50.000 personas fueron ejecutadas en cada bando. Los ánimos estaban muy caldeados.

España está dividida, pero es que incluso el ejército lo está . La mayor parte de los oficiales de estado-mayor permanecieron fieles a la República, mientras que los oficiales intermedios, nacidos de la burguesía media, se unieron al Movimiento traicionando así al gobierno.

El resultado final del “glorioso movimiento” es incierto. La gente sabe que no han ganado los revolucionarios, pero tampoco han sido apagados del todo. Hay muchos frentes abiertos y la gente está a la espera. A la espera de lo inevitable. La Guerra Civil Española es todo un hecho y cualquier pequeña chispa hará saltar al país por los aires.


  
Aviso legal